profile picture

English Spanish

Al comprar una casa, siempre es necesario hacer que se la inspeccione profesionalmente. Usted debe saber exactamente qué está recibiendo. Una inspección profesional revelará cualquier problema oculto que haya en la casa, para que pueda atendérselo antes de cerrar el trato. Esto hará que su decisión de compra sea mucho más sencilla y confiada.

Cuando inspeccionamos una vivienda, revisamos los sistemas que componen la edificación como, por ejemplo, los siguientes:

  • Elementos estructurales, cimientos, armazón, etc.
  • Sistemas de plomería
  • Techos
  • Sistemas de electricidad
  • Estado estético, pintura, revestimiento exterior, etc.

    El informe de inspección le dirá si hay algo que necesita reparación y qué tareas habituales de mantenimiento debería realizar para mantener la casa en las mejores condiciones.

    Debería exigir una inspección en el momento de hacer una oferta formal. Asegúrese de que el contrato esté sujeto a la condición de una inspección. Luego, haga los arreglos necesarios para que el inspector que usted elija vaya a inspeccionar la casa, y preste mucha atención al informe de inspección. Si lo intranquilizan los problemas con los que podamos encontrarnos, debería exigirle al vendedor que los corrija antes de cerrar la operación o negociar un precio de compra más bajo o mejores condiciones para compensar.

    Una inspección profesional de la vivienda reducirá el riesgo de sorpresas costosas en la que probablemente será la adquisición más importante de su vida. Lo ayudará a tomar una decisión más informada y cómoda.